Featured Review

RUTINA

Mi rutina me gusta mucho, mis días, así que dejaré de llamarle así y le llamaré normalidad. Hoy después de casi dos meses volví a la normalidad. 

Al comenzar junio me dediqué en el trabajo a ponerme al corriente todo lo que tenía pendiente, no pude seguir con el mismo ritmo mucho tiempo (trabajo y n mil terapias) y más porque en junio me salí de fiesta con mis amigas, en una despedida de soltera y desvelarme tres noches seguidas 5 am es algo que no estoy acostumbrada ya y realmente terminé en Monterrey acabada.

Hasta hoy día lunes 10 de Julio pude reanudar nuevamente mi normalidad, ir al trabajo en el cual la carga no es la misma de antes, estoy dando buenos resultados y por lo tanto tengo más proyectos y el doble o triple de trabajo, poco tiempo para escribir, pero si leo muchísimo, sin leer no hay escribir y escribir bueno, es mi respirar, ni siquiera sé si merezco ser leída pero en fin, me gusta hacerlo.

Después del trabajo tengo mi terapia de EMT, me gusta ir porque veo resultados, me siento más segura físicamente y me ha ayudado en términos generales.

Tercera parte de mi normalidad es ir a mi terapia física con mi terapeuta cubano lindo que es quien más me ha ayudado en este proceso de tres años, esa terapia es lo que para una chava normal representa ir al gym , así que no lo veo como una carga pesada si no como algo que me ayuda a estar saludable y en forma.

Regresé a mi terapia física porque además de estar y hacerme sentir mejor me ayuda a no estar en mi casa leyendo o pensando en ti, un mal que llevo dentro y no me deja continuar leyendo, escribiendo, haciendo ejercicio y hasta trabajar, a veces en la oficina me sorprendo riéndome, pensando en lo lejano e imposible que eres, riéndome de lo difícil que ha sido que caigas en mis manos, mis redes, mis letras, mis ojos... pensando en el hubiera...en el si fuera.

Si fuera aún esa niña de hace más de tres años, que no es la misma aunque quiera... ya serías amigo de Masar y le hubieras contado tus tristezas, ya te hubieras embriagado con alguna otra amiga mía y le hubieras contado como SÍ estás en mis manos y SÍ has caído en mis ojos, ya hubiéramos cantado en algún bar de por ahí, ya hubiéramos bailado y aprendido un montón de cosas, ya hubiéramos leído Rayuela juntos, ya estaríamos escribiendo nuestra historia de amor, en fin...

Las máquinas del tiempo no se han inventado y sigues siendo un imposible para mí, por eso decidí volver a la normalidad, MI normalidad, una vida agitada, casi de loca, muy padre , que disfruto mucho y siempre me ha encantado, siempre tengo la fortuna de pensar y escribir rápido mis tres bendiciones, gracias a Dios. 

Tag Cloud