Featured Review

BRUJA

Money power glory de Lana se está convirtiendo en mi nueva obsesión.

Mis cambios de estado de ánimo la semana pasada fueron brutales, muchos en verdad. Todo empezó el martes en el Lokomat, como hago un ejercicio en el que debo girar para atrapar a las vaquitas, me percaté de algo, si quiero girar a la izquierda quiere decir que debo hacer más fuerza en mi pierna derecha, no podía hacerlo en verdad (y es mi lado bueno y según yo está perfecto) alguna vez Orlando me dijo: ”tienes ya más ejercitada tu pierna izquierda que la derecha” (en mi afán por corregir mi lado izquierdo olvidé mi piernita derecha), el ejercicio del Lokomat dura sólo 20 minutos así que el sufrimiento no duró tanto, al minuto 15 no aguanté la desesperación de no poder girar y me solté llorando a grito vivo, tanto que todo el gimnasio escuchó, y tanto que mi terapeuta Jair me dejó de tarea ir al psicólogo, tarea que no hice jaja, bueno mi terapia es escribir ya ven, al bajar de lokomat me reí con mami porque no podía creer el show que había hecho, ahí Jair me preguntó si era bipolar. De rato se me pasó porque vi mis amigas en el lugar que ya hasta los meseros me han de conocer, y le conté, bueno a la única que llego temprano, yo si llegue extra puntual, media hora antes pero no estaba sola, mi bonita me acompañó, fue algo padre, estar tomando café con mi hermana una tarde soleada, después llegaron las demás y platicaron de sus trabajos, amores, viajes, fui feliz.

El miércoles ya ni me acuerdo que hice pero muy seguramente hubo algo que hiciera sacudir mi estómago…y mi alma, ya me acordé fui a casa de la Lic. a mi terapia de deglución, salí agüitada porque sentí que no lo hice tan bien.

Jueves fue el día perfecto del cual ya escribí, viernes fui al tanque, a mi terapia ocupacional al DIF, quería ir después con el cubano pero no me dejaron (mi mamá y hermana), de nada me sirve ir a mi terapia cansada, me vine a mi casa, me acosté y dormí de 6 pm a 8 am, sin ponerme pijama, quitarme el poco maquillaje que uso, ir al baño, nada de nada, en verdad caí muerta.

Sábado tuve una noticia, buena, ya que lo veo al paso de los días, pero en ese momento fue un schock, traté de tomar lo más que pude (2 copas, no soy muy rápida tomando líquidos) y desahogarme con mis amigas,

Domingo estaba triste porque siento que mi habla esa semana no fluyó, lloré varias veces ese día, me peleé con la bonita, le aventé un zapato de sillón a sillón, uff fue un día emocionalmente agitado.

Bueno esta semana ya estoy bien, hoy amanecí contenta y eso mismo me hace sentir bien, caminar mejor, y si no hablar mejor por lo menos hacerlo bien, hoy tuve terapia con mi Dra. Lili, de hora y media, siempre productiva y satisfactoria, se me salió una lagrimita porque por fin pude con el espanta suegras, ya había podido y le había mandado video a la Dra. pero en terapia nunca había podido, ni últimamente en las mañanas. Y me dijo la Dra. “Carolina (es de las pocas personas que no me dice Carito, uno que otro Caro) te pongo de ejemplo para x y y pacientes, esto es un hallazgo, yo no sé cómo lo logras, si eres bruja o que pero no esperaba esto hoy, ni nunca de hecho”, me recordó mi primer día en su consultorio, me dijo: “mis técnicas son muy buenas, pero no te puedo asegurar nada porque tu situación es grave, no esperes nada de mí”.

Tag Cloud