Featured Review

MIS DÍAS EN LA GRAN CIUDAD: MI VIDA EN ALEMANIA

Creo que a todas nos pasa, estar en un lugar en el que nadie te hace en el mundo, ayuda. Me sentía una mujer de alma libre aunque mi papá atrás de mí claro, caminando por el centro comercial muy contenta, me compré unos zapatos (intento de tacones) que de hecho mi papá los vio y escogió, compramos otras cosas. También fuimos al acuario, amé a los pinguinos, a diferentes restaurantes básicamente, ya no hubo boletos para el Rey León que muero por verla. Caminé mucho en el df y precisamente estuvo el aire feo feo, recordé mis días en Alemania, caminando sobre la nieve y con un frío perro. También ir al centro comercial sin toparme a alguien me recuerda a mis días en Regensburg o Munich, Marienplatz. Fue padre estar en el DF y no ir a terapias, no tener responsabilidad alguna. De hecho mi única responsabilidad en Regensburg era despertar a Masar para ir a trabajar. Trabajé en Conti un año pero se me daba bien, no lo sentí como una responsabilidad tremenda. Primero fui practicante y luego empleada...... Estar en una ciudad que no es la tuya me hizo recordar a Fer, Ana, Gio, Masar, Jorge y mi tiempo allá, nuestro shopping en IKEA, las pláticas con Fer eternas, toparme a cualquiera en el S-bahn, U-bahn, Apian, también recordé mis "problemas" de aquellos momentos, mi vida fue perfecta, lo que yo creía en esos momentos que eran mis "problemas", ocasionados por unos cuántos imbéciles que no quisiera toparme nunca, ai Fer, éramos unas niñas, unas bebés como decía Ana (pendejadas al final). Bueno esa es mi historia en el DF, fue padre en general y el evento de mi hermano woww, luego escribiré sobre eso.

Tag Cloud