Featured Review

SEMANA DE VACACIONES

Una semana (o casi), estuve sin pensar en mis terapias.

Viernes salí del trabajo y fui al cine, sábado me fui a monclova, hubo carne asada en casa de una amiga, vi a muchas de mis amigas de hecho, a mi Fer adorada (la otra, no la hippie), me dijo wow has avanzado muchísimo, sé que sí, porque ahora estoy como loca (verruecktes Maedchen) haciendo ejercicios cada mañana antes de venir al trabajo. Además sentí gran cambio con las células madre. Cuando una persona me dice algo de manera sincera lo aprecio mucho, en verdad. Fer no me veía desde mediados de noviembre, en la piñata de bebe, entonces obvio mejoré mucho desde ahí.

La Dra. Lili me dijo que no me sintiera diferente por hacer ejercicios en la mañana, todos los locutores antes de empezar su programa de radio, o en las mañanas, ya ni sé, hacen ejercicios para la voz.

El domingo fuimos a comer mis abuelitas, primos, familia. El lunes pedí permiso de faltar al trabajo porque no tenía caso venirme a monterrey el domingo y regresar a monclova el lunes para el martes ir a ver al Papa, así que fui a cenar con Brenda, a quien le expresé mis miedos, relacionados con todo esto. Lloré y cuánto, mi catarsis al cabo. Me animó claro, las amigas están para eso, platicamos padre y nos pusimos al tanto. El martes partimos en camión a ver al Papa y no fue pesado el camino, fue peaado esperar al Papa en el solazo. Esos días sí hice ejercicios de mi terapia del habla, aprovechaba cualquier momento, pero obvio no es lo mismo que te pongan una friega a tú sola hacer ejercicios.

Tag Cloud