Featured Review

VISITA A LUIS

Al venirme a vivir a Monterrey, Alemania y todo eso creo que me volví un tanto más fría, con mis amigas obvio no, en general y venirse a vivir a Monterrey a los 16 años no fue fácil. Yo soy originaria de Monclova Coahuila pero tengo 9 años viviendo en Mty. El accidente y mi recuperación me han ablandado algo el corazón, creo. Cuando tenía un año 1 mes del accidente en el San José conocí a la señora Rosario, mamá de Luis. Mis secuelas aún se notan, y en ese entonces más entonces con sólo verme la sra. me dijo: "¿Tuviste un accidente de coche verdad?" y le dije: "sí", algo cansada de que me preguntaran eso pero "¿no te operaron de la cabeza verdad?, porqué estás súper bien", y le dije: "sí, tres veces" me preguntó varias veces cómo no creyendo o creyendo que no había entendido la pregunta. Y me dijo: es que mi hijo también tuvo un accidente pero ya quisiera que estuviera como tú. Le di la tarjeta de Orlando y le dije es un cubano, llámele. Jaja a todo mundo mando ahí, también recomendaré a Carlos ahora. Fue una plática con lágrimas y todo, muy corta porque yo iba al San José a una cita, sólo mi mamá le dio su teléfono. Nos quedamos mucho tiempo esperando su llamada. Creo que le mandé 1000 mensajes a Orlando por wapp, cada determinado tiempo para preguntarle si ya le había hablado la mamá de Luis. Cierto día la Sra. Rosario le llamó a mi mamá para platicarle que Luis ya se comunicaba, también le hablaron al cubano, ya se conocieron. Ya tenía inquietud de ir a conocerlo pero mi mamá y yo siempre andamos como locas. El caso es que este sábado fuimos por la tarde, Papi, mami y yo. A veces pienso, why me? ¿por qué Diosito Santo?¿por qué no me dio un derrame leve como el de tal amiga? ¿por qué no le pasa esto a gente que nadamás está ahí ocupando un lugar en el espacio?, nunca voy a saber porqué, es la verdad, pero bueno trato de servir de ejemplo a otros si se encuentran en situaciones peores. En fin, fuimos a conocer a Luis y primero platicamos con su familia, de los avances de Luis, de su accidente, de los doctores, de distintas terapias, de todo. Después entramos a conocer a Luis a su cuarto, un rato, le platiqué de lo buena y profesional que es la Dra. Lili, que por cierto ayer le mandé un video en donde ya puedo con el espanta suegras. Le platiqué de Orlando y la maravillosa persona que lo considero y cuán agradecida le estoy. Luis ya conoció a Orlando y creo que conocerá a la Dra. Lili. Platicamos un poco, hicimos bromas, hablamos de las edades. En verdad Luis es un traga años. Yo ya me sabía su edad pero no quise decir nada para no arruinar la broma, mis papás le calcularon 22- 23 años. TIENE 31. A la edad de su hermana le atiné exactamente, 20. Y dije: "ai no ya me sentí mal, yo tengo 25 y sí los aparento". Y Luis niega con la cabeza y cara de niño bueno que no. Nos fuimos y pensé que ya no debo lamentarme tanto por lo que me pasó, hay personas que están en o estuvieron en situaciones peores: Fernando, Luis y obviamente mucha gente en este mundo que no conozco.

Tag Cloud