Featured Review

TABLA

Mi hermano siempre saca lo mejor de mí, el sábado tuve la posada de oneal y mi hermano me acompañó un rato (no todo porque andaba muerto, manejó toda la noche, llegó a las 7 am de México). Hubo varias actividades y dinámicas en la posada, misa, comida, pláticas.

Una de las actividades fue romper una tabla de madera con la mano cual karateca. La clave para romper la tabla era dejar caer toda la fuerza hacia abajo. Lo intenté varias veces y no podía, se me puso la manita roja, me dolió algo pero no me iba a rendir.

De repente sentí la presión sobre mí porque ya había mucha gente observando mi hazaña.

. Bueno en esta ocasión si había gente del trabajo y quería hacerlo bien.

Mi hermano me dijo: "tu puedes hermosa", y dejé caer la fuerza de mi mano sobre la tabla y la rompí. Me dijo mi hermano, "ves sí pudiste, ya ibas a empezar a llorar" (conoce mis caras perfecto) "y ya te estabas enojando " (usó otra palabra).

Me fui antes de la posada porque teníamos mi familia y yo otra posada, tradición que dejó mi bisabuelita Adela. Ahí pedimos posada de verdad, cantamos, adoramos al niño Jesús y comemos colaciones, merendamos, hay convivencia real con familiares que no veo seguido.

Tag Cloud